Batir las probabilidades con el favor de Dios