Nos responsabilizamos por su educación

Como saetas en mano del valiente, así son los hijos habidos en la juventud. Como padres somos los impulsores de propósito en nuestros hijos.

Conoce más

La educación en casa es el fundamento para preservar propósito en nuestros hijos.

Un don del SEÑOR son los hijos, Y recompensa es el fruto del vientre. Los primeros responsables de conocer y entender el propósito de nuestros hijos somos nosotros, educar en casa es un gran compromiso y responsabilidad, pero así mismo es una oportunidad de lanzar saetas para que den justo en el blanco. Es un reto de amor, disciplina, entrega y sacrificio. Que al final produce fruto excelente.

Educación en casaTomar el Reto

Más información
P r o x i m a m e n t e

Metas y propósito

La Educación en casa nos ayuda a reconocer las características únicas de nuestros hijos, por ende nos permite impulsarlos a lograr metas específicas enfocadas a cumplir con su propósito de vida, es una oportunidad de mostrarles reconocimiento y recompensa por su valor y esfuerzo.

Contenido de valor

Una enseñanza centrada en Dios, es crucial para desarrollar principios y un carácter sólido que les permita aprender a interactuar satisfactoriamente en la sociedad. No sólo se trata de aprender a leer bien, saber matemáticas o resolución de problemas; es consolidar un enfoque que construya en ellos responsabilidad, carácter y auto-disciplina.

Aprendizaje

Hoy en día más que otras épocas en la historia del hombre estamos expuestos a una cantidad enorme de información, pero eso no significa que esa información nos esté proporcionando un aprendizaje. La educación en casa es un filtro que  ayuda a nuestros hijos a digerir la información que les hará crecer y madurar.

Nuestra responsabilidad

Hemos sido dotados de toda sabiduría, guianza de Dios para asumir un reto que preservará nuestra herencia.