Nada es incorrecto con Dios, con su palabra ni contigo