BIENVENIDA

DESCRIPCIÓN

Hay barrotes y barreras no visibles que hacen el mismo efecto que una prisión. Limitan, te reducen, te sofocan y te secan lentamente. Y esa es la falta de perdón, el resentimiento y la amargura.

“El alma angustiada seca los huesos, pero el corazón contento es una buena medicina.»

Quiero darte la Bienvenida a este taller, quiero felicitarte por ser una mujer valiente. Estoy segura que tu diseño no es vivir en una prisión. Tu mereces libertad.

 

RECURSOS DESCARGABLES

RECURSOS DESCARGABLES