Carr. Mex-Pach. km 43.5. Tecámac, Mex
+52 1 55 79797 0351

MI CASA NO ES DE PAJA (Demo)

Hay cierta analogía entre la CONSTRUCCIÓN de un edificio y la INSTRUCCIÓN de un individuo…
CONSTRUIR es fabricar, edificar, hacer una cosa reuniendo y juntando materiales diversos. Se construye una casa, un Puente, un ferrocarril. INSTRUIR es comunicar al entendimiento los conocimientos necesarios para formar juicio de las cosas. Cuanto más vasto y alto es un edificio y mejor armonizados están sus proporciones y adornos, es la forma en que impone por su grandiosidad y su belleza. Cuanto más vasta es la instrucción de un individuo, es decir, cuando adquiere mayor sabiduría, tanto más se distingue y brilla. Ahora bien: para idear y dirigir una bella construcción hay que acudir a un arquitecto para trazar la más hermosa y sólida construcción; para trazar la sólida instrucción de un individuo es necesaria la experiencia de el mejor maestro. “Si Dios no edifica la casa, en vano trabajan los que la edifican” Sal.127:1  

Dios, por su bondad, me permitió actuar como si yo fuera el arquitecto de ese edificio. Y yo, como buen arquitecto, puse una base firme: les di la buena noticia de Jesucristo. Luego, otros construyeron sobre esa base. Pero cada uno debe tener cuidado de la manera en que construye, 11 porque nadie puede poner una base distinta de la que ya está puesta, y esa base es Jesucristo. 12 A partir de esa base podemos seguir construyendo con oro, plata, piedras preciosas, madera, paja o caña. 13 Pero, cuando llegue el fin del mundo, Dios pondrá a prueba lo que cada uno enseñó. Será como probar con fuego los materiales que usamos para la construcción. 14 Si lo que uno enseñó pasa la prueba del fuego, recibirá un premio. 15 En cambio, si no pasa esa prueba, lo perderá todo, aunque él se salvará como si escapara del fuego.  1a Cor. 3:10-15

Leave a comment

WhatsApp chat WhatsApp us