Carr. Mex-Pach. km 43.5. Tecámac, Mex
+52 1 55 79797 0351

Nada es incorrecto con Dios, con su palabra ni contigo (Demo)


Cantares 4:7 (NVI)

“ Toda tú eres bella, amada mía; no hay en ti defecto alguno”

A veces, cuando no recibimos la sanidad en un ser querido, restauración o milagro, no podemos evitar pensar que algo anda mal con nosotros. Nos decimos a nosotros mismos: “¡No pasa nada con Dios, no pasa nada con la Palabra, entonces algo debe estar mal conmigo!“, si crees que tu milagro depende de ti, entonces estás en un terreno inestable.

En el antiguo pacto, vemos esta demanda de “todo depende de mí“. La parte de Dios era bendecir a su pueblo, pero solo si cumplían con su parte al obedecer todas sus leyes. Si ellos no hicieran su parte, no solo no serían bendecidos, sino que la maldición también les vencería.

La mayoría de las veces, terminaron bajo la maldición porque simplemente no podían cumplir todas las leyes de Dios. Así que Dios encontró fallas en ese pacto porque, aunque quería bendecir al hombre, los pecados del hombre le dificultaban hacerlo. El mismo hombre era el eslabón débil.

En el nuevo pacto, el hombre no tiene parte para jugar, excepto para creer y recibir. El nuevo pacto de gracia se hizo entre Dios el Padre y Dios el Hijo, ambos infalibles y más que capaces de guardar el pacto.

Dios el Hijo es el representante del hombre. Jesús nos representa a ti y a mí. Entonces, en este pacto, cuánto podemos recibir de Dios depende de cuán bueno sea nuestro representante, de cuán perfecta sea Su obediencia. Por supuesto, Jesús es el Hombre perfecto con perfecta obediencia. ¡Entonces en Él, estamos calificados para recibir todas las bendiciones de Dios! Solo necesitamos creer y recibir.

La sangre de Jesús ha sido derramada para la remisión de todos tus pecados. Ahora eres la justicia de Dios en Cristo. (2 Corintios 5:21) Por su único sacrificio perfecto, Él te ha perfeccionado para siempre. (Hebreos 10:14) ¡No hay defecto en ti!

Hoy, Satanás no tiene derecho a decirte que no puedes ser bendecido porque te pasa algo malo. Entonces, mientras esperas tu milagro, di: “¡No hay nada malo con Dios, no hay nada malo con la Palabra y no pasa nada malo conmigo! ¡Voy a recibir mi milagro!

[minti_spacer][minti_newdivider line_color=”#d8d8d8″ thickness=”2px”][minti_spacer]
[minti_image img=”16228″]


Esposo, Padre, Conferencista y Empresario. Su enseñanza esta basada en la obra de Jesucristo en la cruz, el perdón y justificación que nos permiten acceder a la gracia de Dios que nos desafía cada día a mejorarnos y alcanzar todo el potencial logrando el cumplimiento de muestra meta y objetivo en la vida. Junto a su esposa y familia han fundado Vida Mas y actualmente colaboraron en Maximo Potencial y la Red Internacional de Ministerios

[minti_spacer]

Port Relacionados

WhatsApp chat WhatsApp us