Vida Mas Oraciones Peligrosas

Oraciones por Fuerza, Esperanza, Estrés y todo lo demás que Necesitas

Si eres nuevo en la oración o has estado orando toda tu vida, a veces puede ser abrumador descubrir por dónde empezar. Tal vez la idea de orar en voz alta te asustó. Quizás no estés seguro de por dónde empezar. ¡Esta bien! La oración es simplemente una conversación con Dios. Hemos reunido algunos recursos que pueden ayudarlo a descubrir por qué oramos, cómo puede orar, y algunas oraciones por fortaleza, esperanza, estrés y todo lo que necesita.

Aquí hay una guía rápida para que pueda saltar. Vamos a sumergirnos en eso.

 

¿Qué es la oración?

La oración es una conversación bidireccional con Dios . Escuchamos esto tan a menudo que a menudo extrañamos su simplicidad. Escuchas (la mejor parte), y sabes que te están escuchando (también la mejor parte).

Cuando escuchas, escuchas la voz de un amigo de confianza y un Padre celestial. Cuando hablas, hablas libremente, sin temor a ser mal entendido o avergonzado. No puedes conseguir eso en ningún otro lado. A veces, otras personas, incluso las personas que nos aman mucho, pueden entendernos mal o dejarnos frustrados, pero Dios nos conoce por completo.

A veces puede ser tentador tratar la oración como una lista de deseos u otra cosa para marcar su lista de tareas pendientes. Pero la oración es mucho más que eso.

La oración es nuestra oportunidad de conocer al Dios que nos creó, nos sostiene y nos ama. Y, sin embargo, cuando venimos ante Dios, a menudo le presentamos una lista de cosas que queremos, como una lista de compras. ¿Te imaginas si le hicieras eso a tu cónyuge o un querido amigo? ¡Qué decepción! No se sentiría como una conversación. Cuando hablamos con otras personas de confianza en nuestra vida, generalmente hablamos de forma bastante natural, saltando de un tema a otro, o pasamos horas ocultándonos en los detalles de nuestro tema favorito, deleitándonos con la sensación de ser entendidos y amados.

Ese es el tipo de conexión que podemos tener con Dios. Claro, podemos ir absolutamente a Él cuando necesitemos algo. Pero no solo oramos entonces. La oración es una conversación continua con Dios. Una conversación que no siempre cambia tus circunstancias, pero que siempre te cambia a ti.

 

¿Por qué debo orar?

¿Por qué es tan importante que hablemos con Dios a diario? O incluso en absoluto?

No solo podemos desarrollar nuestra relación e intimidad con Dios, sino que también podemos compartir nuestras necesidades con Él. Necesitamos la sabiduría . Necesitamos orientación Necesitamos consuelo . Necesitamos conexión con Dios y con los demás. Necesitamos la victoria sobre el pecado. Necesitamos gracia, gracia para ayudar en tiempos de necesidad. ¡Buenas noticias! Nos alienta a venir valientemente al trono de la gracia, a orar con valentía ante Dios, “para que podamos obtener misericordia y encontrar gracia para ayudar en tiempos de necesidad”. Hebreos 4:16 NIV .

Aquí hay otras razones por las cuales debemos hablar con Dios diariamente.

● ¡Porque tú puedes! Es increíble poder hablar regularmente con el Creador del universo.
● Él promete que si pedimos, recibiremos, que si buscamos, encontraremos, y que si tocamos, la puerta se nos abrirá ( Mateo 7: 7-8 ).
● Él nos invita a poner toda nuestra ansiedad sobre Él ( 1 Pedro 5: 7 ).
● Nos invita a convertir nuestras preocupaciones en oraciones ( Filipenses 4: 7).
● Él nos invita a estar quietos y saber que Él es Dios ( Salmo 46:10 ).
● Él promete que lo encontraremos si buscamos con todo nuestro corazón ( Jeremías 29:13 ).
● Él envía su Espíritu para orar a través de nosotros cuando nuestras palabras nos fallan ( Romanos 8: 26-27 ).

¡Tenemos muchas buenas razones para orar diariamente!

¿Cómo puedo orar, especialmente en voz alta?

¿Quieres orar pero no sabes por dónde empezar? ¿La idea de aprender a orar en voz alta te llena de ansiedad? ¿Tan solo pensarlo hace que tu corazón lata más rápido? Puedes pensar para ti mismo, no soy muy bueno para orar, no sé qué decir o mis oraciones son demasiado cortas .

¿Te identificas?

Estar incómodo orando, especialmente orando en voz alta, es muy común. ¿Pero sabías que orar en voz alta, en grupo o incluso con un amigo, puede hacer crecer tu fe?

Las declaraciones externas pueden cambiar tu diálogo interno.

Cuando oramos por las cosas en voz alta, cambiamos nuestro diálogo interno y nuestra postura. Sin mencionar que orar en una comunidad de personas atrae al Señor y construye nuestra fe. En el libro de Mateo, Jesús nos dijo que hay poder cuando oramos en grupos , y que hay un propósito cuando hacemos declaraciones en voz alta.

Entonces, ¿dónde puedes comenzar?

Comienza cuando estés solo. Esto puede parecer incómodo al principio, así que pruébelo a puerta cerrada donde nadie esté escuchando o cuando todos hayan salido de la casa. Incluso puedes hacer esto en el auto.

Ya sea que sea tu primera vez o solo estés en una rutina de oración, solo requiere un poco de práctica. Se vuelve más fácil y más cómodo cuanto más oras en voz alta.

 

Aquí hay algunas señales para comenzar sus oraciones:

1. Use un bosquejo para su oración. Una forma de orar sigue el modelo ACAS:

Adoración : alabado sea Dios por quien es.
Confesión : confiesa tus pecados y pide su perdón.
Agradecimiento : Gracias a Dios por su protección y provisión.
Suplica (una apelación a Dios): Dé a conocer sus solicitudes.

2. Lea las Escrituras en voz alta. David escribió muchos de los Salmos como oraciones, por lo que es un buen lugar para comenzar.

Estos son algunos de nuestros favoritos: Salmo 30 , Salmo 51 , Salmo 57 y Salmo 63 . Una de esas oraciones peligrosas es desde el momento en que David le pidió a Dios que examinara en su corazón .

3. Mantenlo corto. Podemos quedar atrapados en la duración de nuestras oraciones y luchar para encontrar palabras para llenar el silencio. No hay una regla sobre cuánto tiempo debe durar su oración. No hay beneficio para balbucear

Deja de lado cómo crees que deberías orar y ora solo como tú.

 

4. Ora como tú. Dios te creó para comunicarte de una manera única. No se deje atrapar tratando de decir las cosas “correctas”, usando términos cristianos “elegantes” o orando como alguien más. La oración debe ser una conversación personal con Dios, como lo haría con amigos, familiares o un mentor. Deja de lado cómo crees que deberías orar y ora como tú.

Oraciones por la fuerza

¿Alguna vez has sentido que no tienes lo que se necesita? ¿Tienes días en que lo que se requiere de ti es más que la fuerza que tienes en ti? Todos hemos estado allí. Pero no tenemos que quedarnos allí.

Necesitamos la fuerza de Dios, que sabemos que funciona mejor en nuestra debilidad.

Aquí está la clave: la mayoría de nosotros no sentimos que tenemos la fuerza para lograr lo que realmente nos gustaría en la vida. De hecho, para muchos de nosotros, solo hacer frente y sobrevivir requiere más fuerza de la que sentimos que tenemos. Podemos sentir que simplemente no tenemos lo necesario para enfrentar nuestros desafíos en el trabajo, en la familia, en la escuela o en nuestras relaciones. Pero aquí están las buenas noticias: necesitamos la fuerza de Dios, que sabemos que funciona mejor en nuestra debilidad, ¡ y la fuerza de Dios está disponible para nosotros! Solo tenemos que pedírselo.

Así que aquí hay algunas oraciones por fortaleza:

Querido Señor, Tu Palabra dice que cuando te esperamos, renovarás nuestra fuerza ( Isaías 40:31 ). Aunque mi fuerza se ha agotado, elijo descansar y pasar tiempo en tu presencia, recargando mi batería. Me niego a correr de forma irregular, escuchando la voz del enemigo que debería intentar más o trabajar más. Confío en tu infinita capacidad de fuerza. Nunca se acabará. Gracias por trabajar en mi debilidad y derramar Tu fuerza en mí. En el nombre de Jesús, amén.

Dios, hoy enfrenté cosas que me parecieron demasiado. Y mañana enfrentaré más de las mismas cosas y probablemente nuevos desafíos también. Necesito tu fuerza Te necesito para sostenerme y pararte a mi lado en las tormentas de la vida. Quizás nunca entendí realmente cuán literales son Sus promesas de darnos fuerzas para el día. Tal vez mañana podría ser mi oportunidad para aprender lo que eso significa en un nivel más profundo. Pero en este momento, oro por una fuerza sobrenatural y una curación que permee cada célula de mi ser para que pueda encontrar una fuerza renovada más allá de mi capacidad natural. Sé que esta fuerza proviene de ti. En el nombre de Jesús, amén.

 

Oraciones por la esperanza

Quizás uno de los elementos más sorprendentes de ser humano es pasar por cosas que pensamos que no podríamos pasar y encontrar el lado positivo de la esperanza en las nubes oscuras de esas pruebas.

Esperanza . Brilla en los momentos más oscuros de este mundo. Se levanta de las cenizas cuando desaparece la última pizca de cualquier otra cosa hermosa. Da testimonio del poder del espíritu humano. La esperanza en nuestros espíritus es algo que Dios puso allí para recordarnos que Él nunca se ha ido.

Sabemos que tenemos uno al que podemos recurrir, por lo que en tiempos de mayor angustia no nos desesperamos. Nosotros esperamos . Oramos.

Aquí hay algunas oraciones por la esperanza:

Padre, gracias por la esperanza. Gracias por su luz en la oscuridad. Gracias, no importa cuán oscura sea la noche, estás conmigo. Mi situación y circunstancias pueden parecer oscuras, pero sé que no solo vas antes que yo, sino que también caminas conmigo. Mientras oro, lléname con aún más esperanza. Confío en ti, Dios, incluso en medio de esta temporada aparentemente desesperada. Sé que mi esperanza está en ti y que la victoria ya es tuya. En el nombre de Jesús, amén.

Señor, hoy siento cualquier cosa menos esperanza. De hecho, me siento sin esperanza. Sé que nada es demasiado difícil para ti, pero me siento demasiado indigno, demasiado desordenado, demasiado responsable de mi condición actual para esperar un milagro tuyo que me rescate. [Complete el espacio en blanco] es lo que Satanás me dice que merezco debido a mis propias acciones. Pero tu me dices que no obtengo lo que merecemos: ¡Obtenemos la misericordia y la gracia de un Padre celestial y amoroso gracias a Cristo! Puedes romper cada cadena. Eres el Dios de los milagros. Puedes hacer cosas increíbles en mi vida a partir de este momento, y te agradezco por cada pensamiento de amor que tienes hacia mí y el futuro que estás generando incluso ahora. Sé que es bueno porque eres bueno . En el nombre de Jesús, amén.

Dios, he experimentado una gran pérdida , y es difícil imaginar volver a sentir alegría o paz. Por favor, deja que el asombroso poder de la esperanza en Ti brille a través de mis circunstancias y déjame sentir el amor de Jesús ahora mismo. Cuando no tengo esperanza, lléname de esperanza. Cuando estoy deprimido, recuérdame una cosa por la que estar agradecido, incluso alegre. Cuando estoy desesperado, recuérdame que Jesús se levantó de la tumba, trayendo esperanza y venciendo a la muerte. Él tiene la victoria y en esa victoria, tengo esperanza. En el nombre de Jesús, amén.

 

Oraciones por el estrés

Hay muchas cosas que compiten por nuestra atención, y hay muchas tareas que completar, personas que ver, actividades que hacer y la lista continúa. A veces nos estresamos por todas nuestras responsabilidades. ¿Pero adivina que? En lugar de preocuparnos y estresarnos, podemos orar.

La oración nos recuerda que está bien sentir que no podemos manejar nuestras pruebas actuales por nosotros mismos. No podemos porque no estamos destinados a hacerlo. A través de la oración, ponemos nuestra ansiedad y estrés en Dios . No dice “entregar cuidadosamente nuestro estrés a Dios”. No Solo tíralo. Dios puede atraparlo.

Está bien. Dios lo tiene.

Aquí hay algunas oraciones por el estrés :

Querido Señor, tengo tantas cosas que me preocupa bombardear mi cerebro . Estoy tan cansado de preocuparme por todas estas cosas. No los voy a sostener más. Te los lanzo, sabiendo que eres completamente capaz de atraparlos. Cuidadosamente me sostienes a mí, a mis seres queridos, mis sueños y cualquier otra cosa que cuide y ame en tus manos. Eres infinitamente sabio, ingenioso, poderoso y amoroso. Puedes cuidarme y todo lo que me importa. ¡Gracias Señor! En el nombre de Jesús, amén.

Señor, gracias por amarme y darme gracia cuando me quedo corto. Gracias por lo que hiciste en la cruz y por morir por mis pecados. Señor, a pesar de mi situación y circunstancias actuales, te doy el control de lo que está sucediendo en mi vida y te pido que me des la paz. Señor, no sé nada de lo que estoy experimentando es una sorpresa para ti. Puedo confiar en ti con esto porque me amaste lo suficiente como para enviar a tu Hijo, Jesús, a morir por mí. Te pido que uses esta situación para aumentar mi fe y dependencia de ti, y que a través de esta experiencia, mi fe será más grande y más fuerte. En el nombre de Jesús, ¡amén!

 

Oraciones por la ansiedad

La ansiedad afecta nuestro cuerpo, mente y espíritu. Si queremos luchar bien, deberíamos hacerlo desde todos los ángulos. Cuidamos bien nuestros cuerpos; descansamos y vemos a un médico para que nos ayude. Cuidamos bien nuestras mentes; Hablamos con consejeros, terapeutas, pastores, mentores y amigos de confianza. Y cuidamos bien nuestros espíritus. ¿Cómo?

Nos llenamos de la Palabra de Dios para luchar contra las mentiras ansiosas. Fortalecemos nuestros espíritus adorando a Dios con una comunidad de otros creyentes. Oramos. ¡Y oramos un poco más!

Aquí hay una oración para ayudar si tiene problemas de ansiedad:

Jesús, vengo a ti hoy para pedir ayuda. Gracias por tu amor, gracia y paz. Te doy mis pensamientos ansiosos. Tómalos, Señor. Acepto tu paz, amor y comprensión. Ayúdame a recurrir a ti y a estar quieto. Ayúdame a dejar de hacerlo y comenzar a confiar. Ayúdame a esperarte. Te amo y sé que me amas mucho más de lo que podría imaginar. Amén.

 

Oraciones para el día a día

¿Cómo te levantas por la mañana? ¿Te despiertas con un corazón palpitante de ansiedad? ¿O te despiertas emocionado de enfrentar el nuevo día? ¿Eres una de esas personas que tarda mucho en despertarse? ¿Mide su capacidad para enfrentar la vida y otras personas por la cantidad de cafeína que ha consumido?

Es maravilloso que sea lo que sea que tengamos que enfrentar hoy, Dios ya ha estado allí. Tiene el tiempo en sus manos y puede ver el final y el comienzo al mismo tiempo, incluidos todos los segundos intermedios. Sus misericordias son nuevas cada mañana , eliminando los errores de ayer y trayendo un lienzo nuevo con el sol naciente.

Aquí hay una oración para enfrentar cada nuevo día:

Señor, un nuevo día está aquí. Nunca he vivido este día antes. Está lleno de desconocidos. Está lleno de posibilidades. Está lleno de momentos que nadie puede ver. Gracias por ver por delante en mi camino y estar allí para atraparme cuando caigo. Solo puedo vivir un momento a la vez. Ayúdame a vivir en cada momento, sabiendo que estás allí. Tu Espíritu Santo habita en mí cada momento, dándome consuelo, guiándome y dirigiéndome. Gracias por tu gracia y presencia. Dame orientación y gracia para caminar en Tu luz hoy. En el nombre de Jesús, amén.

Padre Dios, con el sol naciente, Tus misericordias son nuevas. ¡Estoy emocionado por el regalo de este día! Lléname de amor que eche miedo . Lléname de esperanza que perdura. Lléname de fuerza cuando estoy cansado. Lléname de paciencia para mi familia, amigos y compañeros de trabajo. Lléname de Jesús, quien es todo lo que necesito. No me dejes desanimar . Aunque externamente, a veces me siento agotado y cansado, internamente, sé que me estás renovando día a día. ¡Por favor, ayúdame a enfrentar mis problemas sabiendo que son ligeros y momentáneos en comparación con la gloria eterna que los supera a todos! ¡Continuamente me haces nuevo! ¡Gracias! En el nombre de Jesús, amén.

Oraciones por tu familia

Ya sea que oremos por la salvación de nuestra familia , su aliento o sus circunstancias actuales, ¡podemos orar por nuestra familia todos los días! Aquí hay algunas oraciones para comenzar, pero recuerda, ora como tú. Todas estas oraciones pueden ayudarlo a comenzar, pero usted conoce mejor a su familia. Solo pídele ayuda a Dios. Él te dará las palabras cuando no estés seguro de por dónde empezar.

Aquí hay algunas oraciones por su familia :

Querido Señor, gracias por tu gracia y misericordia. Gracias por bendecirme con mi familia. Puede que no siempre me lleve bien con ellos o esté de acuerdo con ellos, pero me pusiste en esta familia específica por una razón. Oro para que todos nos mantengamos alentados en nuestra fe y en nuestras estaciones actuales de la vida. Oro para que nos apoyemos aún más a medida que crecemos y pasamos por la vida. Estoy orando por [completar el espacio en blanco] específicamente y por [completar el espacio en blanco]. Gracias Señor. Amén.

Dios, gracias por trabajar todo por nuestro bien. Gracias por nunca dejarnos o abandonarnos. Gracias por ser Dios Solo estoy orando por mi familia en este momento. Conoces cada uno de nuestros corazones, nuestras fortalezas, nuestras debilidades, nuestras dudas y nuestros miedos. Hiciste de cada uno de nosotros tus obras maestras. Oro para que cada uno de nosotros se acerque a ti. Oro para que cada uno te busque en todo lo que hacemos y sigamos creciendo en nuestra relación contigo. Oro para que cuando mi familia se despierte, a medida que pasan su día, e incluso mientras descansan en la noche, que Tu luz y Tu amor estén tan claramente presentes en sus corazones, mentes y en los demás. En el nombre de Jesús, amén.

Señor, gracias por la familia. Oro para que si alguien en mi familia está luchando, Tú los ayudes a que vengan a mí o a otros en busca de ayuda y que vengan a Ti por perdón. Dios, dame sabiduría para saber qué decir, cómo alentar y mostrar amor a mi familia, incluso cuando es difícil. Oro para que todos nos acerquemos más a ti y que nos protejas y nos capacites para ser una luz en un mundo a veces oscuro. Dios, rodea a mi familia con los amigos adecuados y danos las influencias correctas para que podamos servirte. En el nombre de Jesús, amén.

Oraciones Peligrosas

Port Relacionados

WhatsApp ¡Enviar WhatsApp!